UNA HISTORIA FAMILIAR
Juan llegó a la Argentina cuando se estaba iniciando el año 1948. Vino sólo, como tantos italianos, vino joven, vino a buscar una esperanza. Cabeza en alto, dejando miedos y dudas en altamar y los afectos en la patria vieja. Pero con la fuerza y la decisión intactas de la lucha diaria por un futuro para él y para su familia.
Comienza a trabajar en el rubro de la construcción, actividad que desarrollaría durante toda su vida. Es que en sus primeros años en el país se reencuentra con María: italiana también, emigrante, laburante y de su mismo pueblo, con quien inmediatamente compartió los mismos códigos, las señales de aquellos que con valentía cruzaron el mar sin saber exactamente qué había detrás. Juan y María se casan. Tienen dos hijos varones. Dos criaturas que iban a llenar la casa de felicidad y alboroto.
Allá por los 80, la empresa constructora de la Familia Moro, adquiere el predio donde hoy funciona el parador.
Así nace MINOTAURO.
El hijo mayor de la familia, estudiante de arquitectura en aquella época, le brillan los ojos de ganas, de inquietud, de pasión por desarrollar el primer proyecto. Y así lo hace. Poniendo toda su vocación y coraje, casi como Juan, cuando sin saber bien por qué y para qué se sube arriba de un barco y cruza el océano. Hoy MINOTAURO, mitad hombre, mitad toro, es el parador cuya ubicación estratégica lo convierte en el más importante de la Autovía 2. Pero además, por su mitad humana, por su historia, por la calidez de su gente, es aún más. Es una empresa comprometida con sus valores, basada en la confianza, que se ha ido adaptando a los tiempos con inteligencia y que, además de prestar servicios esenciales a los viajeros, ofrece un lugar diferente para permanecer.
MOMENTOS
MINOTAURO
EL PARADOR MAS COMPLETO Y DIVERTIDO DE LA RUTA 2 - KM 183 - CASTELLI - PCIA. DE BS. AS. - TEL. (02245) 480259/278